viernes, 7 de diciembre de 2012

Oficio subestimado


La tinta se revela,
quiere manchar,
con coherencias e incoherencias
porque se le da su gana,
ella es la que manda.

El inconsciente sólo la estimula,
el conocimiento solo la adorna,
la rima la embellece 
pues esta consciente
que es sólo medio y no reactivo omnipotente.

El escritor crea su vida en tinta,
el dibujante crea vida y humanidad,
el poeta hace al humano inmortal
y las personas,hacen su vocación con la tinta que nadie reconoce,
pues ella grita,
en cada movimiento,
en una danza artística entre pluma y papel,
¿aplausos?
no...
solo el remoto recuerdo de su utilización,
pues es solo un medio,
pero ella no se siente como tal,
se siente la reina del reino.


4 comentarios:

Ainoa 13♥ dijo...

Me gusta el texto^^

R dijo...

Hola, muchas gracias por tus palabras y sobre todo por darle la oportunidad a mi blog al hacer click en seguir, muchos saludos, yo también ya te sigo desde ya un tiempecín y también agradezco que hayas aceptado el premio, me gustaría leer lo que respoderás en mis preguntas, es genial esa parte del premio a parte del significado que este tiene.
Lo que acabo de leer en esta entrada me gustado mucho sobre todo estas líneas:
El escritor crea su vida en tinta,
el dibujante crea vida y humanidad,
el poeta hace al humano inmortal.
...eso me dejó con una enorme "O" en mi rostro...
hasta muy pronto :)
RBC.

Gizela dijo...

Te quedo precioso el poema!!!
Ojalá, todas las armas, fueran lapices,paletas y sueños de los humanos!!

No habría grises existenciales!
Besosss y lindo domingo!!!

K. Diminutayazul dijo...

Todo artista hace al humano en general, y a sí mismo, un poco inmortal. Es casi un acto mágico.
Gracias por tu comentario, un besote :)