domingo, 4 de noviembre de 2012

Homenaje al dolor


Vivir en dolor,
es un infierno si te enfocas en su daño,
es un maestro que te repasa lección de vida si ves lo bueno de lo malo.

Los analgésicos, antibióticos son anestesias,
hacen inmortal al dolor,
pero también mantienen vivo al maestro interior.

Uno renace cuando el físico atrae "dolor"
cuando es respuesta de un grito desesperado del alma,
dice basta que ha sido maltratada,
pide que la ames,que la beses y le hagas el amor,
que necesita amor,tu amor interior.

Buscamos refugio en otra parte,
cuando la realidad es que debemos encontrarnos,
en nuestro interior,
donde nuestro corazón espera que lo encuentres para su salvación.

Carpe Diem