jueves, 16 de enero de 2020

Significado del arte para borrachos

¿Qué es el arte? se preguntan aquellos borrachos de la calle, uno dice que es aquel que se expresa cada instante tan romántico y espóntaneo tan efímero y reciclable conceptos debatidos y argumentos sin sentido con el único que cobra importancia ante la subjetividad de la percepción. Otro cuestiona el porque el arte se cree puta y cobra y que por su valor es su profundidad, ¿El artista es un proxoneta? vendiendo un pedazo de su sentir, de su realidad,de su paradigma, ¿por qué venderlo? ¿La necesidad hace que uno venda la realidad de su contexto para que así los demás puedan comprenderlo o juzgarlo sin más y mutarlo para crear una dimensión alterna de lo inicial? ¿La utopía o la distopía mundial? El otro borracho, lleno de una inmensa tristeza, se da cuenta que ninguno entiende el significado de sus palabra y ante la indiferencia de los demás en comprender toma otro trago y se calla. Los otros insisten, entonces expone el arte como algo ciclico(o lo que sea que signifique) porque el arte es dentro del contexto, de lo ajeno, de lo irreal transformado en una pieza que cautiva al expectador siendo no más que una idea,un pensamiento. Que si fuera justo el arte no tendría que comercializarse Además que la pasión y la expresión no llena el estómago del creador. El arte, una palabra una institución una cúpula de visiones que engloba la esencia del ser del universo sin caer en dogmas perversos, y se imagina lo intangible y lo materializa dando resultado un pedazo de lo que nos hace sentir,ser,hacer y vibrar lo humano.

Los conformistas

Le llamaban la casa de los siete pecados capitales,entrabas y podrías ver el suelo tapizado de algunas bolsas de golosinas y papas o empaques de comidas ya caducadas.Un viejo sillon solo en lo que parecia pretender una sala.Subias por la escalera,pasabas por una habitación con un colchon desordenado,varias cajetillas de cigarros vacías,una bocina guardada,una guitarra,un montón de ropa y sabanas.Salías a una pequeña terraza,con algunas sillas,botes de cerveza tirados y aplastados,una computadora emitiendo algunas canciones de rock.Y estaban ellos.Tú ya sabes quienes son.Ellos,que son como tú y se despabilan entre los pecados con gente como tú y yo,donde se dan cuenta que no están solos en la pesadez de la rutina y el reto de sobrevivir con el ego intacto e incluso un poco inflado.Conviven en su propio ruido,en su manera de anesteciarse de un dolor que aún no saben como definir de cierto.Son independientes,son jóvenes y por supuesto son pendejos.Entre ser joven y pendejo,uno pasa y el otro es eterno.Pero,entre esa idiotez que nos sigue de por vida porque es algo inevitable,peleamos para lograr esa sensatez que nos permite decir; soy pendejo pero estoy creciendo para serlo menos. Entonces,te sientas y no los ves pero los observas, los escuchas, los imitas, los sientes, y te das cuenta que eres tú en varias versiones que no te son ajenas a pesar que en el momento pareciera una coincidencia de que el otro no es más que tú en otro contexto en otro estado en otro cuerpo. Te descuidas y te envuelves en las pláticas, comes un poco de lo que te ofrecen fumas mota,te tomas un bote, te relajas y tocas un poco un cuerpo, sonríes y no lo tomas en serio. La conversación se torna densa la envidia de los éxitos de mi opuesto, la avaricia de tener lo que no tengo, la constante ganas de superar todo esto desde el cómodo espacio de este asiento.

Pensamientos en un bar

Las relaciones nos dan esperanza hacen que la vida sea mas soportable se parte la angustia y la incertidumble de los días y años venideros, mientras vas creando recuerdos gastando consumiendo bebiendo reproduciendo patrones humanos para producir para trabajar y para aquello que te hace vivir. Creamos el amor,la esperanza,el matrimonio, la amistad,la familia,dios,circulos instituciones que condensan lo que sentimos lo que pensamos lo que creemos controlable y nuestro. ¿Realmente es nuestro? La aventura de la vida la veo en los ojos de un niño despierto en clases, de aquel grupo de amigos que van en la calle en los enamorados aceptando votos y promesas en aquella familia que recien empieza y las marcas del tiempo que abren a la tierra. Escondemos la cabeza un rato en el vicio en el televisor en el circo en las revistas o páginas social viendo otras vidas otros contextos ausentes y carentes de lo nuestro pero que en cierta forma complementa el vacio de lo que no hay en nosotros y lo diverso;o te acompleja o te expande. Entonces,los términos de las relaciones me cuadran a la teoría me horrorizan a la practica ¿Quién eres tu si en mi no hay el otro? supongo que nadie al menos que te acepte. No queria parecer posesiva, queria que me quisieras pero como siempre desgasto a las personas con mi inseguridad practica pese a la dulzura de mi teoría firme y convincente. Si te consuela, en este momento es diciembre y el frio me duele los recuerdos me pesan mi familia esta dispersa mis amigos profugos de vicios y recuerdos malditos mis conocidos,rafagas que no profundizan, todo aquello que creía mio me es ajeno. Y ahora estoy en un bar escribiendo en una servilleta o en cinco perdí la cuenta tengo un bol de maní un tarro de cerveza a menos de la mitad un hombre invitandome a pasear en su entrepierna y un cigarro acortando mis suspiros que vaya,son varios. Estoy sola mas eso no es lo que me molesta, sino que pese a amar esta soledad, inevitablemente tengo la necesidad de quererla compartir contigo.

Lo inevitable

Nos perdimos entre tanta gente, nuestras miradas dejaron de jactarse de su brillo, nuestras manos fueron tentandose con las yemas de los dedos, nuestros labios eran compartidos, nuestro tiempo era dueño de nuestra ausencia puesto que la cotidianidad y el actuar como gente normal nos ha absorbido al juego de los monopolios y los falsos titulos...
Te fuiste,nos fuimos.Mi voz tratando de encontrarte fue perdiendose entre el bullicio de aquellos que van rondandote.
Te vi de la mano con alguien más, riendo y moviendo tu pelo al ras del viento, con café en la otra mano y con la mirada clavada en sus ojos. Alguien más, alguien más, alguien más que no era yo.
Y me di cuenta que nos abandonamos, descolgamos el telefono, dejamos pendiente el café, dejamos de mirarnos como soliamos hacerlo, mis labios dejaron de ser de tu gusto y mi tiempo dejo de ser confortable para atenderte.
Fuimos victimas de la frase "lo inevitable" y "asi es la vida", crecimos como consecuencia de cada instante que se nos ha concedido,hemos fabricado lo que queriamos ser, lo que queriamos hacer y hemos llegado a lo que es la adultez.
Pero entre un momento nocturno me encuentro buscandote,
me encuentro con mi vida a medias escondiendo el vacio que te deja una historia como la nuestra, la de dos amantes que esperan respuesta inmediata, esa llamada inesperada para volvernos entre toda esta maldita distancia que nos ha sucumbido a traicionar todo lo que habiamos prometido...
Solo que todo es distinto, tu caminas riendo y mirando a alguien más mientras pasa aun lado de mi rozando mi hombro, me doy la vuelta para ver si reaccionas a mi presencia y con asombro me doy cuenta que seguiste sin mirar atrás...

Transición

Tiré un poco de ropa en aquella maleta,
ya estaba hasta la mierda
y decidí partir de este lado del planeta.
Cerré a fuerzas el equipaje
abrí la cajetilla de cigarros,tomé uno y me lo fumé,
tomé mis cosas y me fuí de viaje.
¿A donde iba?
ni yo misma lo sabía,
mi única certeza era que debía moverme
porque en donde residia
parecia muerta en vida
y necesitaba emprender hacia aquello
de lo que hablaba la poesía.