viernes, 25 de octubre de 2013

5-octubre-2013

Será mejor que tome mis cosas y me vaya,
hablo de una forma metafórica,
donde solo me puedo librar de esto sin que duela,
donde las letras son un sollozo ahogado
y la literatura,un cinturón para mis parpados no desfajen mis lagrimas.

Recuerdos,sentimientos y todas las memorias,
se revuelcan en mi mente impregnando melancolía
se planta en mi,germinando más recuerdos
e incluso universos alternos del "hubiera" o "habrá"

Será mejor que deje esto,
me consume por dentro,
voy decreciendo este sentimiento...

Los recuerdos pesan,pesan alegrías y tristezas,
se dispersan en el tiempo
y en nuestro intento de cogerlo de nuevo
nos hunden,son tan pesados y se dicen livianos

Me voy,estoy entre la puerta del ayer y el hoy,
hecho un vistazo,
sonrío levemente,
observo adelante,
esta oscuro y brilloso
¿como es esto?
no lo se,tendré que descubrirlo.

Para ti,que ya no me lees 


lunes, 21 de octubre de 2013

La super mujer

Las super mujeres
las revolucionarias que quiebran el estereotipo,
a las que ven de marimacho,
son las mujeres fuertes,las de sin miedo,las de aires de grandeza.

Tener senos y vagina no te debilita,
como tener testículos y pene no te fortalecen,
porque uno no se enfrenta a la vida con su genero,
uno se enfrenta a la vida con sus principios
uno se empapa y empapa al mundo con su educación.

¡Levántate mujer!no necesitas el amor,¡eres el amor!
no te sumas ni te avergüences de tu valentía.
Que te etiqueten,
la sociedad podrá juzgarte
pero el mundo sabrá recompensarte.

No temas,no eres la única chispa,
hay miles de ellas
solo ocupan una para poder prenderse,
se esa explosión,
¡se esa mujer!


A Helena

miércoles, 9 de octubre de 2013

Recetario para un corazón lastimado

Una herramienta para curar un corazón roto,
es tomar café a sorbos y acompañarte de versos.

Un medicamento para anestesiar al dolor,
es arriesgarse con la poesía y plasmar con ella lo que en voz alta molesta.

Un truco para desaparecer esas lagrimas,
es un poco de melodía en la vida nueva,
es bailar a un ritmo que nadie escucha pero que sienten tus venas.

Un remedio para apaciguar los recuerdos,
es implicarse en la vida,es mirar a los ojos y sonreír sin apego.
Es enamorarse del momento sin caer en el monótono renacimiento a revivir lo que ya ha muerto.